Pelea La Batalla De La Fe

Dios no nos creó para ser pasivos, claramente nos anima cada día: pelea la batalla de la fe.

La Biblia está llena de historias de personas que pelearon por su bendición por la fe y Dios los respaldo.

Somos llamados a producir cambios cada día batallando por la fe hasta tener la victoria.

 

El problema de perseguir dinero

Ver 1 Tim.6:2-10

El amor al dinero es el origen de muchos males.

Muchos por perseguir al dinero se alejan de la fe y de Dios.

No se puede servir a dos señores (Mateo 6:24)

Dedicarse a perseguir dinero endurece y amarga el corazón, porque produce esclavitud.

Hacer del dinero el centro de la vida produce inestabilidad, porque todo lo que venga a ocupar el lugar de Dios se convierte en un ídolo y Dios lo juzga.

No vivimos para perseguir dinero, las bendiciones nos alcanzan según Deuteronomio 28.

Dios no depende del dinero, en el cielo no hay dinero pero siempre hay provisión y abundancia. Clic para Twittear

 

El problema de ser improductivo

2 Tes.3:6-15

Ser trabajadores también es dar buen testimonio de nuestra vida cristiana delante de las personas.

Hechos 20:34-35

Quien no es productivo no puede disfrutar la alegría de dar que es mayor que la de recibir. Clic para Twittear

Ver Proverbios 6:6-11; 24:30-34; 26:13-16

El de manos diligentes gobernará; pero el perezoso será subyugado.

Proverbios 12:24

Veamos que dice sobre la diligencia y la pereza en La Biblia:

  • El perezoso no atrapa presa, pero el diligente ya posee una gran riqueza. Proverbios 12:27
  • El perezoso ambiciona, y nada consigue; el diligente ve cumplidos sus deseos. Proverbios 13:4
  • El perezoso no labra la tierra en otoño; en tiempo de cosecha buscará y no hallará. Proverbios 20:4
  • La codicia del perezoso lo lleva a la muerte, porque sus manos se niegan a trabajar. Proverbios 21:25
  • No sean perezosos; más bien, imiten a quienes por su fe y paciencia heredan las promesas. Hebreos 6:12
  • El camino del perezoso está plagado de espinas, pero la senda del justo es como una calzada. Proverbios 15:19
  • Por causa del ocio se viene abajo el techo, y por la pereza se desploma la casa. Eclesiastés 10:18
  • La pereza conduce al sueño profundo; el holgazán pasará hambre. Proverbios 19:15

 

El equilibrio por la fe

1 Tim.6:11-19

El equilibrio se alcanza mediante la fe, peleando la buena batalla de la fe.

No estamos esperando que Dios haga todo, debemos pelear la buena batalla de la fe, es una batalla por la fe en Jesús.

La falta de actitud de batalla en la fe es lo que muchas veces impide avanzar a cosas mayores.

 

¿Cómo peleamos la buena batalla de la fe?

Pelea la batalla de la fe usando las armas y estrategias espirituales al ser guiado por el Espíritu Santo:

  • La fe viene por el oír La Palabra de Dios
  • Memorizar La Palabra de Dios (Llenar la mente de los pensamientos de Dios)
  • Confesar La Palabra de Dios
  • Orar La Palabra de Dios
Debemos llevar la fe al gimnasio de lo sobrenatural y ejercitarla para sacar músculos y hacerla cada vez más fuerte. Clic para Twittear

 

Una fe que no crece empieza a desvanecerse

La fe nos fue dada para ponerla a trabajar, para usarla.

La fe introduce a Dios en toda circunstancia.

La fe siempre produce resultados

 

Conclusión

A los ricos de este mundo, mándales que no sean arrogantes ni pongan su esperanza en las riquezas, que son tan inseguras, sino en Dios, que nos provee de todo en abundancia para que lo disfrutemos.

1 Timoteo 6:17

El deseo de Dios es proveernos de todo en abundancia para que lo disfrutemos, pero debemos tener el corazón y la fe correctas para todo lo que Él nos ha preparado. Pelea la buena batalla de la fe todos los días y conquista lo que Él ya te concedió.

Así que sal, persevera y pelea la batalla de la fe

 

Compartir