Cómo Trabaja Dios Con La Fe

Vamos a descubrir como trabaja Dios con la fe mediante ejemplos bíblicos que nos permitan ver este proceso.

En el ámbito espiritual nada sucede porque si, todo tiene un origen y un destino, por eso Dios en Su gran amor trabaja en nuestras vidas para avivar y empoderar nuestra fe para avanzar y progresar.

Debemos aprender y practicar las verdades del Reino de Dios para prosperar de acuerdo a Su Palabra y a Su plan.

Veamos la forma como trabaja Dios con la fe:

Una promesa

Después de esto, la palabra del Señor vino a Abram en una visión:
«No temas, Abram.
Yo soy tu escudo,
y muy grande será tu recompensa».
Génesis 15:1

Dios siempre habla y luego trae a existencia algo.

Por eso cuando Dios habla eso ya es una realidad, porque Su Palabra no vuelve vacía sino que cumple Su objetivo.

Todo lo que empezamos en Dios debe tener una Palabra de Dios que lo sustente, solo así las cosas permanecen. Clic para Twittear

El fundamento de todo lo que hacemos debe ser La Palabra de Dios.

Dios siempre desata una Palabra para revelar un destino en una o varias áreas de la vida de una persona, familia, congregación, ciudad o nación.

 

Un sueño

Luego el Señor lo llevó afuera y le dijo:
—Mira hacia el cielo y cuenta las estrellas, a ver si puedes. ¡Así de numerosa será tu descendencia!
Abram creyó al Señor, y el Señor se lo reconoció como justicia.
Génesis 15:5-6
Un sueño es el desafío que Dios hace a tu imaginación para mostrarte el futuro hoy. Clic para Twittear

Dios mismo es quien nos desafía a soñar cosas grandes e imposibles en nuestras capacidades.

En Hechos 2:17 vemos que los sueños son el lenguaje del Espíritu Santo.

Sucederá que en los últimos días —dice Dios—,
derramaré mi Espíritu sobre todo el género humano.
Los hijos y las hijas de ustedes profetizarán,
tendrán visiones los jóvenes
y sueños los ancianos.

Y en Génesis 37:5-8; 18 vemos que a Dios le gustan los soñadores, porque son personas de fe.

Dios mismo es el más interesado en poner sueños en nuestros corazones. (Génesis 42:6-10)

Es un sueño dado por Dios lo que nos mantiene en fe e integridad en medio de la adversidad.

 

Una visión

El Señor le dijo:
—Debes saber que tus descendientes vivirán como extranjeros en tierra extraña, donde serán esclavizados y maltratados durante cuatrocientos años. Pero yo castigaré a la nación que los esclavizará, y luego tus descendientes saldrán en libertad y con grandes riquezas. Tú, en cambio, te reunirás en paz con tus antepasados, y te enterrarán cuando ya seas muy anciano. Cuatro generaciones después tus descendientes volverán a este lugar, porque antes de eso no habrá llegado al colmo la iniquidad de los amorreos.
Génesis 15:13-16

Una visión de Dios es el camino que Él ya trazó a lo largo del tiempo y Él nos llama a caminar en ese camino.

Una visión de Dios es imposible de realizar por medios humanos, necesitamos Su ayuda y respaldo para llevarla a cabo.

Un sueño usa la imaginación, una visión traza un plan a través del tiempo. Clic para Twittear

La visión tiene que ver más con el plan que Dios ha determinado y si seguimos ese plan entonces llegaremos al destino que él preparó para nosotros.

 

Un pacto 

Pero Abram le preguntó:
Señor y Dios, ¿cómo sabré que voy a poseerla?
El Señor le respondió:
—Tráeme una ternera, una cabra y un carnero, todos ellos de tres años, y también una tórtola y un pichón de paloma.
Abram llevó todos estos animales, los partió por la mitad, y puso una mitad frente a la otra, pero a las aves no las partió.
Cuando el sol se puso y cayó la noche, aparecieron una hornilla humeante y una antorcha encendida, las cuales pasaban entre los animales descuartizados. 
Génesis 15:8:10; 17

Dios se compromete con quien está comprometido con Él.

Delante de Dios no hay sustituto para el compromiso.

Dios es un Dios de pactos, siempre ha obrado en quienes entran en pacto con Él.

En Hebreos 8:7-13 vemos como Israel vive bajo un pacto hecho con Dios por Abraham y Moisés.

En Hebreos 9:15 vemos que la iglesia vive bajo un pacto hecho con Dios por medio de Jesucristo.

 

Para conocer como trabaja Dios con la fe debemos comprender que cuando hacemos un pacto con Dios es de por vida y ese pacto introduce a Dios en esa situación o área.

 

Afirmación y determinación 

¡No! Ese hombre no ha de ser tu heredero —le contestó el Señor—. Tu heredero será tu propio hijo.

Además, le dijo:
—Yo soy el Señor, que te hice salir de Ur de los caldeos para darte en posesión esta tierra.
En aquel día el Señor hizo un pacto con Abram. Le dijo:
—A tus descendientes les daré esta tierra, desde el río de Egipto hasta el gran río, el Éufrates. Me refiero a la tierra de los quenitas, los quenizitas, los cadmoneos, los hititas, los ferezeos, los refaítas, los amorreos, los cananeos, los gergeseos y los jebuseos.
Génesis 15:4, 7, 178-21

Muchas veces Dios tiene que hablarnos de manera puntual y específica sobre una situación para mostrar Sus determinaciones.

En otras ocasiones Dios nos afirma con Sus palabras para mostrarnos que sí está con nosotros en medio de lo que estamos pasando.

Dios nos afirma en la fe revelándonos Sus determinaciones para que venga seguridad y certeza a nuestros corazones sobre algo o alguien.

Los israelitas habían vivido en Egipto cuatrocientos treinta años. 

Precisamente el día en que se cumplían los cuatrocientos treinta años, todos los escuadrones del Señor salieron de Egipto. 

Aquella noche el Señor la pasó en vela para sacar de Egipto a los israelitas.

Éxodo 12:40-42

 

En conclusión

como trabaja Dios con la fe

Dios trabaja para avivar y empoderar nuestra fe, de esta manera vamos avanzando por Su gracia, en dependencia de Él y viviendo en Cristo a Su imagen y semejanza.

 

Compartir