Aumentando La Fe

Aumentando la fe es la mejor forma de vivir en esta temporada. Para ver lo que nadie ha visto, oír lo que nadie ha oído y experimentar lo que nadie se ha imaginado.

Ver Juan 11:38-44 NVI

¿Que determina cuánto verás a lo largo de tu vida de parte de Dios? La fe.

Jesús dijo: ¿No te he dicho que si crees?

¿Como podemos ver mas de Dios y Sus planes en la vida diaria?

Aumentando la fe. De esta manera deben abrirse nuestros ojos espirituales.

 

APRENDE A USAR LA FE QUE TIENES

Los apóstoles le dijeron al Señor:
—Muéstranos cómo aumentar nuestra fe.
El Señor respondió:
—Si tuvieran fe, aunque fuera tan pequeña como una semilla de mostaza, podrían decirle a este árbol: “Desarráigate y échate al mar”, ¡y les obedecería!

Lucas 17:5-6 NTV

Jesús no les enseñó cómo aumentar la fe sino como usar la fe que ya tenían. Ejercitarla es indispensable para vivir aumentando la fe.

La mayoría del tiempo estamos deseando tener más fe en vez de ocuparnos de usar la fe que ya tenemos. Clic para Twittear

Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno.

Romanos 12:3 RV60

Dios nos dio a todos una medida de fe. Así que no existe eso que a veces cree la gente diciendo: “Es que yo no tengo fe”.

¿Como aumentar la efectividad de nuestra fe?

Jesús enseñó que el tamaño no es lo más importante en la fe sino la efectividad al usarla.

¿Como usar efectivamente nuestra fe?

Jesús dijo: “podrian decirle”.

La fe se habla, la fe no es muda ni pasiva, la fe habla.

 

VIVE COMO HIJO DE DIOS

Ver Romanos 4:17 NVI

El carácter de Dios y Su forma de proceder es a través de Su Palabra.

Toda la creación vino a existencia porque Dios habló.

Si nosotros somos hechos a imagen de Dios, entonces lo que decimos es decisivo en nuestra vida diaria.

La fe llama…es decir, la fe habla.

Es esencial para vivir aumentando la fe, aprender a usar nuestras palabras para edificar y construir por la fe en Dios.

La verdadera fe siempre habla, está declarando, decretando, ordenando, etc. Clic para Twittear

Si Dios opera a través de las palabras, entonces nosotros que fuimos hechos a Su imagen y semejanza, también debemos aprender a operar a través de las palabras, por la fe en Dios.

Los hijos de Dios seguimos el ejemplo de nuestro Padre Dios en todo.

 

DEBES OLER A SACRIFICIO

7 Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros, 8 que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados; 9 perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos; 10 llevando en el cuerpo siempre por todas partes la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestros cuerpos. 11 Porque nosotros que vivimos, siempre estamos entregados a muerte por causa de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestra carne mortal. 12 De manera que la muerte actúa en nosotros, y en vosotros la vida.
13 Pero teniendo el mismo espíritu de fe, conforme a lo que está escrito: Creí, por lo cual hablé, nosotros también creemos, por lo cual también hablamos, 14 sabiendo que el que resucitó al Señor Jesús, a nosotros también nos resucitará con Jesús, y nos presentará juntamente con vosotros. 15 Porque todas estas cosas padecemos por amor a vosotros, para que abundando la gracia por medio de muchos, la acción de gracias sobreabunde para gloria de Dios.
16 Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día. 17 Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; 18 no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.

2 Corintios 4:13 RV60

La limitación más grande para que crezcas en la fe eres tu mismo.

La carne, es decir, la naturaleza pecaminosa es la que más se opone a que vivas por fe.

A DIOS LE GUSTA LA FE

Según Hebreos 11:6 sin fe es imposible agradar a Dios.

Si quieres vivir por fe y permanecer aumentado la fe debes morir a ti mismo.

La muerte al yo es la mejor preparación para vivir por fe.

¿Como vamos a ver lo que ojo no visto?

El Espíritu Santo nos revela lo que El Padre nos ha concedido.

¿Como puede traer el Espíritu Santo más revelación?

Cuando morimos a nosotros mismos.

Nada puede reemplazar el sacrificio del yo en la presencia de Dios.

Juan el bautista cuando vio a Jesús dijo: “Conviene que yo mengue y que El crezca”.

De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto. El que ama su vida, la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará.

Juan 12:24-25 RV60

VIVIR POR FE TE LLEVARÁ A HACER SACRIFICIOS POR AMOR

La razón se opone a la fe, pero esa razón es empoderada por la carne, que no quiere sacrificio sino comodidad y buena reputación.

Vivir por fe te va a demandar perder toda tu reputación.

La fe no es lógica, la fe no opera en la razón sino en nuestro espíritu.

La fe no puede estar basada en la tierra sino en el cielo.

Mientras sigas siendo el mismo y no mueras, no podrás crecer en fe.

Dios te ayudará a seguir aumentando la fe cuando saques las filosofías y costumbres de la familia y la cultura que te impiden recibir de Él.

Tienes que vaciarte de ti mismo y de tu naturaleza pecaminosa en la cruz para crecer en fe y en mover del Espíritu Santo en tu vida.

No pretendas llegar a cosas mayores haciendo lo mismo, tienes que cambiar, tienes que morir y dejar que la fe de Dios a través de Jesucristo te llene.

 

VIVIR AUMENTANDO LA FE

Dios opera a través de Sus palabras y nosotros también debemos operar por las palabras.

La fe habla.

Para crecer en la fe debemos morir al yo.

Compartir