El Temor a Dios

¿Qué es el temor a Dios?

El temor a Dios es el principio para ser sabios.

El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza.

Proverbios 1:7

El temor a Dios no significa tener miedo es honra, respeto, reverencia, adoración, fe, obediencia.

El temor a Dios me lleva a vivir una vida bendecida.

Deuteronomio 28:1-14 habla de las bendiciones para aquellos que llevan una vida en obediencia a Dios.

Es el deseo de Dios que tengamos una vida buena y que la disfrutemos.

Debemos saber que la sangre de Jesús pagó para que podamos participar de las bendiciones aquí mencionadas, Cristo nos rescató de la maldición llevándola sobre si en la cruz.

Recompensas del temor a Dios

En el Salmo 128 vemos la recompensa de los temerosos de Dios:

  • Trae dicha
  • Nos mantiene en sus sendas
  • Nos hace prosperar
  • Trae bienestar en el hogar

 

Si esto es lo que Dios desea entonces es hora de buscar a Dios de corazón, seguirlo y obedecerlo.

También es necesario creer, la mente debe ser renovada, debemos sacar el fracaso, el no puedo y los pensamientos de miseria y pobreza. Se puede renovar la mente creyendo que soy un hijo de Dios, aferrándose a la sangre de Jesús que nos hace justos y  partícipes de su bendición.

Si temo a Dios es para mí esta herencia, Cristo me hace heredero de sus promesas.

Al que puede hacer muchísimo más que todo lo que podamos imaginarnos o pedir, por el poder que obra eficazmente en nosotros, ¡a él sea la gloria en la iglesia y en Cristo Jesús por todas las generaciones, por los siglos de los siglos! Amén. Efesios 3:20-21

Nuestro Dios es quien puede hacer mucho más…

Es Dios de imposibles y de lo inalcanzable.

 

 

 

 

Compartir