La Expectativa ¿Qué Ves?

Estamos en una temporada donde la expectativa que debemos tener siempre es de ver lo que nadie ha visto, oír lo que nadie ha escuchado y experimentar lo que nadie se ha imaginado.

¿Que determina cuánto verás a lo largo de tu vida de parte de Dios? La fe.

Jesús dijo: «¿No te he dicho que si crees?»

Entonces ¿Como podemos ver mas?

Por la fe. Deben abrirse nuestros ojos espirituales.

En Juan 2:11 vemos como la expectativa en lo que Dios puede hacer produce milagros en situaciones cotidianas.

Esta, la primera de sus señales, la hizo Jesús en Caná de Galilea. Así reveló su gloria, y sus discípulos creyeron en él.

Juan 2:11

QUE ES LA EXPECTATIVA

Según DRAE: Expectativa

(Del lat. exspectatum, mirado, visto).

  1. f. Esperanza de realizar o conseguir algo.
  2. f. Posibilidad razonable de que algo suceda.
  3. f. Posibilidad de conseguir un derecho, una herencia, un empleo u otra cosa, al ocurrir un suceso que se prevé. a la ~.
La expectativa es como percibimos o vemos por la fe lo que vendrá. Clic para Twittear

Siempre está relacionado con algo que vemos u observamos.

La expectativa implica ver u observar, no existe expectativa si no tenemos una imagen clara de lo porvenir.

DIFERENCIA ENTRE ESPERANZA Y EXPECTATIVA

La esperanza es el Estado del ánimo en el cual se nos presenta como posible lo que deseamos.

La esperanza no lleva a la acción pero la expectativa si.

La esperanza tiene que ver con esperar.

La expectativa tiene que ver con percibir.

LA EXPECTATIVA ALIMENTA LA FE

La expectativa alimenta la fe y la fe nos lleva a la acción basada en esa fe.

La expectativa no es positivismo, pues esta basada en el amor de Dios y Su Palabra, en Sus promesas. Clic para Twittear

Veamos que dice La Biblia con respecto a este tema:

2 Corintios 4:13 – Creí, por tanto hable

Mateo 8:1-13 – Como creíste

Juan 11 – Lo que decimos determina el futuro

Marcos 11:20-25 – Hablando y creyendo sin dudar

Santiago 2:14 – La fe lleva a la acción por la fe

 

¿Que futuro vemos para nosotros?

»Nadie enciende una lámpara para luego ponerla en un lugar escondido o cubrirla con un cajón, sino para ponerla en una repisa, a fin de que los que entren tengan luz. 

Tus ojos son la lámpara de tu cuerpo. Si tu visión es clara, todo tu ser disfrutará de la luz; pero, si está nublada, todo tu ser estará en la oscuridad.

Asegúrate de que la luz que crees tener no sea oscuridad. 

Por tanto, si todo tu ser disfruta de la luz, sin que ninguna parte quede en la oscuridad, estarás completamente iluminado, como cuando una lámpara te alumbra con su luz».

Lucas 11:33-36

Compartir