Las Bendiciones De La Consagración

Descubre las bendiciones de la consagración a través de la vida de Daniel y su forma de enfrentar los desafíos en una sociedad llena de idolatría e injusticia.

Pero Daniel se propuso no contaminarse con la comida y el vino del rey, así que le pidió al jefe de oficiales que no lo obligara a contaminarse. Daniel 1 :8

La vida está hecha de decisiones y el caminar con Dios también ya que cada día debemos decidir vivir para Dios, cada día debemos escoger caminar con Jesús y rendirle nuestro corazón.

Consagrado = Apartado para Dios.

Con Dios todo empieza y termina en la consagración. Clic para Twittear

 

EL CORAZÓN DE LA CONSAGRACIÓN

—Marta, Marta —le contestó Jesús—, estás inquieta y preocupada por muchas cosas, pero solo una es necesaria. María ha escogido la mejor, y nadie se la quitará… 

Lucas 10:38-42

¿Cual es la razón por la cual nos consagramos?

Lo que desata la consagración es el amor por Dios más que los beneficios, es responder a Su gran amor.

Los beneficios o bendiciones son el resultado de la consagración a Dios, solo es el producto pero no el objetivo de nuestra relación con Dios.

En el caso de María su motivación era su hambre espiritual por más de lo que Jesús portaba cada vez que iba a su casa y el resultado fue que cuando su hermano Lázaro murió entonces Jesús lo resucitó.

Si nuestra consagración a Dios esta basada solo en los beneficios y no en el amor de Dios por nosotros y de nosotros por Él entonces podemos abandonarlo cuando enfrentemos alguna dificultad.

Solo al tener las intenciones correctas recibiremos las bendiciones de la consagración.

 

AHORA ES EL MEJOR MOMENTO PARA CONSAGRARSE

No esperamos el momento apropiado para consagrarnos, la decisión es ahora.

Muchos no toman decisiones de mayor consagración a Dios por temor, ya que el enemigo les ha vendido la idea que esto les va a quitar felicidad o le va a traer problemas.

La realidad es que la consagración desata el respaldo de Dios así que muchas cosas están detenidas en el mundo espiritual hasta que tomemos decisiones más radicales en cada área de nuestras vidas. Nuestras decisiones por Su voluntad van a desatar las bendiciones de la consagración en nuestra vida.

La consagración es ahora, no hay un después para hacerlo.

 

SER CONSAGRADO ES SER RADICAL Y PUNTO

Que no es ser consagrado a Dios:

  • Ser religioso
  • Comportarse extraño
  • Hablar raro
  • Ser solitario o antisocial
  • Creerse más santo que los demás

 

Ser consagrado a Dios es:

  • Vivir apartado para Dios
  • Ser diferente desde adentro
  • Ser radical
  • Agradar a Dios antes que a la gente
  • Obedecer a Dios
  • Ser transformado por Dios continuamente
  • Hacer la voluntad de Dios antes que la mía
  • Vivir en santidad
  • No permitirse pequeños permisos con el pecado
  • Hacer el bien como lo haría Jesús siempre
  • Ser poseído por el Espíritu Santo

 

BENDICIONES DE LA CONSAGRACIÓN

Aquí algunas bendiciones de la consagración:

  • Comunión con Dios
  • Revelación
  • Acceso a más de Dios
  • Acceso a lo nuevo de Dios, a su fluir fresco
  • Honra
  • Influencia
  • Autoridad espiritual
  • Autoridad espiritual sobre las tinieblas
  • Sabiduría de Dios para resolver toda situación
  • Poder sobrenatural de Dios por el Espíritu Santo
  • Padre, Hijo y Espíritu Santo viviendo dentro de ti
  • Gente de Dios alrededor
  • Casarse bien
  • Gracia sobrenatural
  • Te ves diferente, es evidente que hay un cambio
  • Activación y crecimiento en los dones y el llamado
  • Respaldo de Dios
  • Causar impacto
  • Ser 10 veces mejor que los de este mundo
  • Estabilidad
  • Oportunidades
  • Largura de días

 

La consagración es el punto de partida para una vida de victoria en Cristo, el principio para tener una vida de bendición es consagrarse más para Dios.

Vamos a consagrar cada temporada de nuestras vidas a Dios buscándolo en oración, arrepentimiento, presentando días de ayuno y dándole las primicias económicas. Entonces Él desatará las bendiciones de la consagración y traerá rompimiento durante toda temporada que vivamos.

Compartir