Hasta Mis Rodillas

EZEQUIEL 47:4

El río del Espíritu de Dios ya está fluyendo aquí pero debemos aprender cómo entrar y permanecer en ese río de gloria.

 

Dios no se va a ajustar a nosotros, somos nosotros quienes debemos alinearnos a la voluntad y formas de Dios para acceder a Su realidad.

 

No producimos el río, entramos en el.

 

¿Cómo nos preparamos y damos el salto para entrar en el río del Espíritu?

  1. OIR A DIOS

 

La oración es un diálogo no un monólogo, hablamos y escuchamos a Dios.

 

Lucas 9:34-35

Salmos 81:8-16

 

Debemos aprender a conocer la voz de Dios

 

La voz de Dios es como la voz de la mama, aunque no la veamos la reconocemos

 

La ausencia de la voz de Dios en nuestras vidas causa orfandad y malas decisiones

 

Un pueblo sin visión se desenfrena, si no oímos la voz de Dios fácilmente podemos ceder a otras voces internas y externas

 

  1. ORAR EN EL ESPIRITU

 

Hechos 2

 

Una de las más grandes fuentes de poder sobrenatural en la iglesia primitiva era el hablar en lenguas

El hablar en lenguas es uno de los nueve dones del Espíritu Santo

La evidencia que hemos sido bautizados en el Espíritu Santo es el hablar en lenguas

 

1 Corintios 14

 

v.2 – El que habla en lenguas habla directamente con Dios

Habla misterios con Dios

Cuando hablamos en lenguas enemigo no entiende lo que decimos, ni siquiera los ángeles entienden lo que decimos, es una comunicación directa con Dios

 

v.4 – El que habla en lenguas se edifica a sí mismo, el hombre interior es edificado por Dios de manera sobrenatural mientras hablamos en lenguas

Cuando nuestra fe está decayendo debemos hablar en lenguas, porque así somo edificados y fortalecidos en la fe por el Espíritu Santo

El hablar en lenguas provoca, estimula y levanta nuestra fe

Cuando no sabemos como lidiar con nuestro caracter o con alguna circunstancia podemos orar en lenguas y el Espíritu Santo va a interceder por nosotros orando correctamente de acuerdo a la voluntad del Padre

 

v.5 – Todos en la iglesia deberíamos hablar en lenguas, ese es el requisito inicial para servir en lo que sea a Dios

 

v.14 – Hablamos en lenguas desde nuestro espíritu no desde la mente

 

v.15 – Debemos orar y cantar en otras lenguas

 

v.18 – ¿Qué beneficios nos trae el hablar en otras lenguas?

 

Los dones son para edificar.

Edificar = Mejorar e instruir de manera intelectual

-Acelera la renovación de la mente

-Agita el mundo espiritual

-Siempre que hay estancamiento hay que orar en otras lenguas

-Romanos 8:26 – Debilidad = Enfermedad

-Damos gracias correctamente

-Nos hacemos conscientes de Dios

-Somos ministrados en perdón y sanidad interior – Al comienzo esto es lo que oramos en otras lenguas

-Recibimos protección sobrenatural – Testimonio del asesino que se convirtió

-Recibimos revelación de Dios

 

-Nos hacemos más sensibles a la voz de Dios

-Caminamos en la presencia de Dios – Oración continua

-Tenemos favor y paz sobrenatural

-La química del cerebro cambia, se activa una parte del cerebro que se supone que no tiene actividad en el ser humano y produce que se fortalezca el sistema inmune del cuerpo, mejorando las defensas y esto solo pasa al orar en otras lenguas

-No hay cosa que no podamos conocer porque al hablar en lenguas estamos hablando misterios con Dios

-Al orar en otras lenguas podemos conocer el misterio de qué es lo que nos detiene

-Lo que nos tomaría 10 años por entender en la razón, el Espíritu Santo nos lo puede revelar en un segundo al orar en lenguas

-Nos permite tener revelación del Espíritu Santo sobre cómo resolver un problema o una situación aún del trabajo o del estudio

-Nos da acceso a conocimiento divino

-Nos revela gente con malas intenciones, cosas que no podríamos identificar con la razón

-Frente a la música o influencia del mundo hablar en lenguas nos brinda protección al entrar en la atmósfera sobrenatural del Espíritu Santo

 

¿Cómo podemos hablar en lenguas?

 

Nacer de nuevo es el requisito básico para recibir el don del Espíritu Santo y poder hablar en lenguas

 

Todos los dones del Espíritu necesitan la cooperación nuestra para operar

 

En Hechos 2 dice que ellos hablaron en otras lenguas, nosotros debemos abrir nuestra boca por la fe y recibir por la fe el don del Espíritu Santo, nuestra parte es dar el primer paso de fe y el Espíritu Santo desatará el don para que hablemos fluidamente en lenguas del Espíritu

 

Debemos ceder y someternos al Espíritu Santo para operar en los dones

 

Las lenguas no deben ser pasivas, la revelación viene al empujar orando en lenguas con intensidad

 

Tanto oír la voz de Dios como hablar en lenguas son claves en la búsqueda de una relación más profunda con Dios en la oración.

Compartir